SURF: ¡Mi primera experiencia!

¡Hola! Hoy os voy a relatar mi primera experiencia con el deporte del SURF, (después de lo vivido, un deporte con mayúsculas).

EL ENTORNO

Todavía no os he contado que uno de los deportes que más me apasiona y practico con asiduidad, es el WINDsurf, en el que me inicié hace muchos años. Siempre me ha picado el gusanillo de pegar el salto al surf, que aunque compartan medio nombre y una tabla, poco tienen que ver entre si.

Inmersas en pleno mes de noviembre mallorquín, pero con una temperatura de 22 grados y un solecito estupendo, mi amiga Nuri y yo nos dirigimos a La Rápita, cuya playa es larguísima y de arena blanca, donde la previsión meteorológica era de viento del suroeste con rachas de hasta 20 nudos y un parte de olas de entre uno y dos metros. ¡Un entorno ideal donde iniciarnos!

Al llegar, la verdad es que la vista era deslumbrante; kitesurfers, windsurfistas, surfistas y paseantes compartían un espacio que se antojaba idílico.  Las olas rompían ordenadas (para ser Mediterŕáneo), y desde fuera, parecían de tamaño mediano o más bien pequeñas, pero dado que ambas conocemos bien el mar sabíamos que dentro del agua, la perspectiva cambia, y mucho.  😉

LA EQUIPACIÓN

W4S_201411_SurfExperience02Al practicar deportes de mar asiduamente, las dos teníamos trajes de neopreno largos ( marcas Decathlon y Rip Curl, de un grosor 3/2mm, más que suficiente para el espectacular día reinante.  Las tablas eran de mi hermano y su marido respectivamente; en mi caso, una Eduardo Braga custom, de tamaño XX medidas y XX litros y en el de Nuri una XXX de XX medidas y XX litros,  diseñadas para principiantes como nosotras.

Si hubiese sido en verano, creo que lo ideal hubiera sido llevar una licra de manga corta y un pantalón corto o bañador de surf encima del bikini para no acabar haciendo topless encima de la tabla, jeje. … Ah, y muy importante, utilizad el bikini o bañador más liso que tengáis, sobre todo en la zona del pecho.. que sino, de apoyarnos en la tabla .. ¡el morado al día siguiente es considerable!

Otro tip importante, recogeros el pelo con una trenza, coleta o moño si no queréis salir del agua con un estropajo de pelos/algas en lugar de vuestra melena, .. una buena idea es embadurnarla con crema suavizante o mascarilla antes de meteros en el agua :p

LA EXPERIENCIA

Tras una rutina de entrada en calor y estiramientos, y con los leash o inventos bien ajustados en nuestros pies para evitar que la tabla se escapase al caernos de una ola, entramos en el agua con una mezcla de adrenalina, nerviosismo y risas (muchas risas).

El primer reto consistía en atravesar la rompiente, y dada nuestra condición de novatas, optamos por dejar atrás la tabla y sumergirnos con cada ola.  El truco consiste en bucear bien abajo y clavar los pies en el fondo intentando minimizar el retroceso, que casi siempre es inevitable.

Una vez superada, lo siguiente sería remar, coger una ola e intentar ponerse en pie.  Los dos primeros pasos, los teníamos interiorizados, pero lo de levantarse de la tabla cuando se encuentra en posición de picado, a alta velocidad y con un “monstruo” de ola justo detrás, no es tarea fácil.

Una, dos, siete, … quince olas después, ninguna de las dos habíamos conseguido levantarnos durante más de un segundo, eso sí, nos habíamos bebido medio Mediterráneo, y estábamos absolutamente exhaustas.

Tocaba un break, intercambio de impresiones y zarandeos, y un poco de picoteo rápido para recuperar energías.

La segunda mini sesión costó un poco más, …más frío, más cansancio acumulado y olas más grandes, o así nos los parecían, pero las dos conseguimos prolongar un estado de pie durante 3 segundos (woW!), que nos proporcionó una sensación de satisfacción absoluta.

Tres horitas en el agua y dimos por terminado nuestro día, y a pesar de no haber conseguido avanzar gran cosa ambas nos quedamos con muchas ganas de repetir y con la sensación de haber pasado un día divertidísimo!

CONCLUSIONES Y CONSEJOS BÁSICOS

  • No se aprende surf en un día.
  • Es fundamental llevar una equipación acorde con vuestro nivel y experiencia.
  • Es muy importante ir acompañadas de gente que conoce el deporte, el mar y el spot.
  • Hay que dividir el día en sesiones cortas.
  • Imprescindible llevar agua y comida para recuperar energías entre sesión y sesión.
  • Para minimizar lesiones, hay que estirar y calentar antes y después de cada sesión, sobre todo en días fríos.
  • Utilizar un traje de baño/bikini lo más liso posible.
  • Recogerse el pelo y utilizar crema suavizante.
Surf Experience

¡Exhaustas pero sonrientes tras la primera sesión!

Leave A Comment